Spanish English French German Italian Portuguese Russian

no al intrusismo 

12 MESES – 12 TEMAS DE INTERÉS

“STOP AL INTRUSISMO EN T.A.”

Extracto:

El intrusismo en el sector turístico es un grave problema para la aplicación efectiva de los principios rectores del actual modelo turístico. El surgimiento en los diferentes subsectores de prestadores de servicios y actividades turísticas que actúan al margen de la legalidad, sin ajustarse por tanto a los criterios de calidad, competitividad y seguridad que impone el ordenamiento jurídico, afecta negativamente a la imagen de los destinos turísticos y de las propias empresas que invierten a veces más de lo que pueden en hacer seguras y de calidad sus actividades. Ante esta situación, el derecho turístico  intenta dar respuesta con la aprobación de una normativa que trata de eliminar la clandestinidad en el sector, bajo la atenta mirada y el buen hacer de los agentes del servicio de protección de la naturaleza. Las empresas no están solas en esta lucha, y trataremos de exponerlo en nuestro artículo de este mes.

Agradecemos la información facilitada desde el área de turismo de la Delegación Provincial de esta rama en Sevilla.

La nueva redacción de la Ley andaluza tras su reforma por la transposición de la Directiva 2006/123/CE, de 12 de diciembre de 2006, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a los servicios en el mercado interior, entiende que: “la publicidad por cualquier medio de difusión o la efectiva prestación de servicios turísticos sin haber cumplido el deber de presentación de la declaración responsable prevista en el artículo 35.2 o de la comunicación regulada en el artículo 49.3, párrafo segundo, de esta Ley, será considerada actividad clandestina” (artículo 28.4).

La existencia de prestadores turísticos que actúan de forma clandestina se debe a causas de carácter coyuntural –la situación económica propicia la aparición de sujetos turísticos y no turísticos que intentan obtener un beneficio “extra” reduciendo costes legales-, y de carácter estructural, es decir, aquellas que derivan del propio modelo turístico y de los silencios de su regulación, si a ello sumamos los cambios en la comercialización a través de las nuevas tecnologías, que  conllevan a una creciente personalización de los viajes y por tanto a una nueva forma de “hacer turismo” a través de Internet, observamos que todo ello facilita la promoción y oferta de servicios turísticos clandestinos.

Si pretendemos todas las empresas jugar con las mismas reglas de juego, hay que erradicar las trampas de potenciales competidores que al margen de las reglas, juegan para ganar siempre, sin importarle el resto de jugadores en esta metafórica partida.

¿Qué pueden hacer las empresas de T.A. ante esta situación con la actual legislación?

Denunciar.-

Porque el intrusismo conlleva efectos nocivos sobre el propio sector turístico y sus bases estratégicas.

Porque es la única forma de acabar con el surgimiento de prestadores turísticos clandestinos que no se someten a los requisitos de calidad, infraestructura y buen servicio que exige el Derecho turístico que aquí, siempre estará de nuestra parte.  

Porque la existencia de intrusismo profesional en el sector afecta también a la definición y configuración de la política pública de turismo, que aquí igualmente estará de nuestra parte.                                 

Tenemos entonces a Ley y a la Administración, los dos grandes poderes que miran a favor de nuestra causa, el paso entre su actuación o inhibición depende de nuestra denuncia. ¿Dónde puede dirigirse una empresa de T.A. para denunciar intrusismo, clandestinidad o competencia desleal?. Tiene dos opciones:

1.-A través de nuestra Asociación, que canalizará la denuncia para que la empresa no se vea “señalada”, argumentando los hechos para poder ponerlo en conocimiento de nuestro gabinete jurídico y proceder según sus indicaciones.

2.-  A través de los canales que la Administración General y Autonómica pone a disposición de las empresas.

En este punto nos informan desde la Junta de Andalucía que hay 2 opciones:

1.- Sobre el terreno llamando directamente a la Guardia Civil. Tlf: (062), que podrá activar a una patrulla del  “SEPRONA “, cuya función es la prevención, vigilancia y denuncia de cualquier agresión al medio ambiente, o a cualquier otra patrulla de puesto.                                                                                       ¿Sobre qué ámbitos interviene la Guardia Civil?. Según fuente del SEPRONA consultada para este artículo, su intervención es fundamentalmente en lo referente a las autorizaciones que se tengan para el uso del espacio natural, aunque si una empresa llama, y de forma motivada solicita su presencia porque se está llevando a cabo un acto de intrusismo, (por ejemplo un club deportivo haciendo las funciones de una empresa, sin estar registrado para ello), o de uso indebido de un espacio natural,  tanto esta unidad como cualquier otra de la Guardia Civil se personará en el lugar de los hechos, y levantará el acta correspondiente de oficio, (a la que además puede anexar la denuncia de la empresa que les ha llamado, si quiere hacerlo), si hay infracción procederá a levantar acta de sanción, y si sólo hay intrusismo, remitirá su acta al organismo competente (Inspección de Turismo), con los datos de la actividad sobre la que se levanta acta y la persona identificada por ellos como responsable de tal práctica. Para que se investigue y sancione si procede por parte del organismo competente.

2.-Dirigiéndose a la Delegación Territorial competente en Turismo, en la provincia donde se produce dicha práctica clandestina, y denunciando, ya que sin denuncia no puede actuar la Administración, la cual actualmente carece de teléfono de atención directa para denuncias por estos hechos, o de un equipo de inspección para intervenir según se reciba la llamada como es el caso de las unidades móviles del Seprona, o en su ausencia, de sus propios compañeros de otras unidades de la Guardia Civil.

Desde la Administración se recomienda fundamentar la denuncia, documentarla, ya que tras la denuncia la administración abrirá un proceso de actuaciones previas donde se valorará si el hecho denunciado constituye o no infracción, (las pruebas documentales arrojan mucha luz para determinar el paso a la inspección de dicha denuncia). En caso negativo no se atenderá, en caso positivo se traslada a la Inspección para su intervención, si se aprecia y constata que hay infracción se abre expediente sancionador a quienes incurran en la misma, para ello tal situación ha de estar tipificada previamente en la/s normativa/s que proceda/n, y su correspondiente sanción.                                                            

La existencia de actividades turísticas clandestinas también repercute de forma negativa sobre el turista, que ve reducidas sus expectativas en los servicios adquiridos. En este sentido, hay que recordar que las leyes autonómicas de turismo reconocen un amplio abanico de derechos a favor del turista, cuyo objetivo último es garantizar una prestación basada en la calidad de los servicios: “recibir información veraz, completa y previa a la contratación sobre los bienes y servicios que se le oferten…” (artículo 21.a),b),c),d) y e). de la Ley 13/2011, de 23 de diciembre, del Turismo de Andalucía).

El funcionamiento y desarrollo del Turismo Activo exige poner en marcha todos aquellos instrumentos de cooperación y coordinación entre las Administraciones implicadas y los sectores afectados. La existencia de prestadores clandestinos afecta a todos los subsectores turísticos y a las diferentes tipologías de empresas turísticas. Esta situación demanda la definición de actuaciones concretas que permitan gestionar las especificidades del intrusismo en cada una de las modalidades turísticas. El Derecho Turístico ha de responder a este problema mediante la aprobación de un marco normativo que ordene los cauces para frenar y eliminar el intrusismo. ¿Cómo?:

1º.- Reconociéndolo a nivel legal. (La lucha contra la clandestinidad como principio que debe materializarse en mandato legal, como un auténtico deber de actuación para la Administración turística que lo asuma como atribución expresa); A este respecto la Ley andaluza 13/2011 asume como finalidad propia: “La erradicación de la clandestinidad y la competencia desleal en la actividad turística”. (artículo 1.f ), aunque sea una Ley enfocada más al sector hostelero y de restauración, que propiamente al Turismo Activo, pero nuestra actividad, salvo que el Decreto regulador diga lo contrario tras publicar este artículo, está encuadrada como “actividad turística”.

2º.- Regulándolo y Ordenándolo. (En lo que respecta a los diferentes tipos de prestadores turísticos, con el objeto de acotar los supuestos de intrusismo en Turismo Activo y regularizar la situación de los prestadores clandestinos). La Comunidad Autónoma de Andalucía aprobó el Decreto 194/2010, de 20 de abril, de establecimientos de apartamentos turísticos, que tiene como objetivo: “propiciar la regularización de pequeñas explotaciones que ejercen la actividad de prestación del servicio de alojamiento turístico”, a fin de eliminar la clandestinidad y la competencia desleal en la actividad; Pero no se plantea nada en esta línea en lo que a prestadores clandestinos de actividades de Turismo Activo respecta, salvo en las posibles consecuencias de hacerlo tipificadas en el artic.71-19 y 73.c) de la Ley 13/2011 de Turismo de Andalucía.

3º.-Aplicando eficazmente diversas medidas de policía administrativa en materia de Turismo Activo. (La aplicación del régimen sancionador turístico previsto en la Ley con el objetivo último de controlar, perseguir y eliminar las situaciones de intrusismo en el sector). En la actualidad la función inspectora se encuentra regulada con carácter general en las leyes autonómicas de turismo, ordenando los principios generales de su organización y funcionamiento. En Andalucía le corresponde: “la vigilancia y comprobación del cumplimiento de la normativa vigente en materia de turismo, constatando la observancia o inobservancia de las obligaciones legales y reglamentarias de los servicios, las empresas, entidades, establecimientos y viviendas turísticas”, “la detección y persecución de los servicios turísticos clandestinos”, “la información y asesoramiento a los interesados, cuando así lo requieran, sobre sus derechos y deberes y sobre la aplicación de la normativa turística vigente”… (Artículo 2.4 Decreto 144/2003, de 3 de junio, de la Inspección de Turismo de Andalucía). La duda es: ¿Debe estar configurada así la nueva concepción de la inspección, (no circunscrita únicamente a la preparación de la imposición de sanciones)...?, la actividad clandestina es muy superior en la actualidad que hace 10 años, al igual que la proliferación de empresas de T.A.  aún así…¿Qué está sucediendo para que los datos de intrusión y clandestinidad en T.A siga incrementándose y no disminuya?. Una respuesta muy compleja sin duda, que ha de barajar entre otras reflexiones que, erradicar el intrusismo exige que la labor inspectora que vigila y controla la existencia de servicios turísticos clandestinos goce de una ordenación coherente en cuanto a su ámbito de actuación, una planificación que ordene con eficacia los recursos empleados y defina las actuaciones para evitar duplicidades en el control. Se trata de ordenar el desarrollo de la inspección turística mediante su planificación y programación, dando respuesta así a los mandatos establecidos en los reglamentos vigentes: “el ejercicio de las funciones de la inspección turística se ordenará mediante los correspondientes Planes de Inspección Programada, sin perjuicio de las actuaciones específicas, conforme a los criterios de eficacia, eficiencia y oportunidad”, constituyendo un objetivo básico de estos Planes “la detección de los servicios turísticos que se desarrollen en la clandestinidad” (artículo 34 del Decreto 144/2003). La inspección turística no cuenta ni con personal ni con recursos suficiente para la eliminación del intrusismo. Es necesario potenciar los mecanismos de cooperación entre el sector público y el sector privado, propiciando una cultura turística basada en la denuncia de las prácticas clandestinas o desleales. La función inspectora debe controlar, pero necesita la colaboración de todos los agentes afectados e interesados –empresas turísticas y asociaciones que las representan-.                                           

Por último, cabe mencionar la tipificación de las infracciones y la determinación de las sanciones administrativas, como sistema de disciplina turística que ostenta una importante naturaleza disuasoria, siempre que gocen de publicidad y mecanismos eficaces de ejecución de las mismas.

Fuente:

1.-Nueva redacción de la Ley de Turismo Andaluza tras su reforma por la transposición de la Directiva 2006/123/CE, de 12 de diciembre de 2006, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a los servicios en el mercado interior.

2.-Decreto 80/2010 de 30 de marzo, de simplificación de trámites administrativos y de modificación de diversos decretos para su adaptación al Decreto Ley 3/2009, de 22 de Diciembre, por el que se modifican diversas leyes para la transposición en Andalucía de la Directiva relativa a los servicios en el mercado interior.

3.-Decreto 194/2010, de 20 de abril, de establecimientos de apartamentos turísticos.

4.-Decreto 144/2003, de 3 de junio, de la Inspección de Turismo de Andalucía.

5.- Ley 13/2011, de 23 de diciembre, del Turismo de Andalucía.

6.-Revista Andaluza de Derecho del Turismo. (Número 5).

7.-Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  (Consultas medioambientales y aportación de informaciones)

8.- Área de información de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía.

12 MESES – 12 TEMAS DE INTERÉS. SEGUROS DE R.C. Y ACCIDENTES.

Desde Andalucía Activa pretendemos este mes de Febrero insistir en una información tan importante como las pólizas de seguros que contratamos para cubrir nuestras actividades, para ello hemos contactado con ANETA, nuestro referente a nivel Nacional, y una Correduría de Seguros que cumple con los requisitos que según esta Asociación son imprescindibles para establecer una cobertura ajustada a las necesidades de las empresas de este sector, se trata de la Correduría de Seguros Galia SL, ubicada en Girona. Agradecemos sus expertas opiniones al respecto del tema que nos ocupa este mes.

Esta documentación es meramente informativa, ha sido confeccionada por Andalucía Activa con las aportaciones expertas facilitadas tanto por el Gerente de ANETA D. Pedro Carrasco, como por D. Jordi Gallegos Asesor Experto en Turismo Activo en la Correduría de Seguros Galia.

Toda la documentación que aparezca con un (*) está a disposición de nuestros socios solicitándola al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

SEGUROS DE RESPONSABILIDAD CIVIL Y ACCIDENTES EN LAS EMPRESAS DE TURISMO ACTIVO

Fuente:    LOGO ANETA

1.- Disponer de seguro de responsabilidad civil y accidentes para el turismo activo.

La mayoría de normativas autonómicas de turismo activo exigen que la empresa disponga de seguros de responsabilidad civil y accidentes, para las actividades que ofrezca la empresa. No olvidar que determinadas actividades tienen normas especiales que exigen también ciertos seguros de responsabilidad civil: embarcaciones de recreo o deportivas (RD 607/1999), caza (RD 63/1994), pesca (Andalucía, Cataluña y Murcia), o buceo deportivo- recreativo (Ordenes del Ministerio de Fomento de 14.10.1997 y de 20.07.2000).

2.- Asegurarse que dichas pólizas de seguros incluyen:

a) Las cuantías y coberturas que exige la normativa de turismo activo.

b) Las cuantías y coberturas que necesita la empresa, en función del tipo de actividades que organiza y el volumen de clientes anual.

c) Cualquier actividad que organicemos y que no esté mencionada expresamente en los catálogos de actividades de la póliza de seguro.

3.- Tener presente que:

a) Las pólizas de seguros de accidentes:

◦ Deben cubrir el rescate, traslado y asistencia sanitaria de los daños que sufran los clientes durante las actividades contratadas, aunque no haya negligencia de la empresa ni sus trabajadores.

◦ Deben incluir los gastos de rescate en cuantía suficiente, según los países o zonas en los que vaya a operar la empresa. Si operamos en países no europeos, confirmar con la aseguradora los servicios de rescate con los que tienen concertado el servicio o, si no tienen, concertarlos con suficiente antelación.

◦ Comprobar que la cobertura geográfica efectivamente abarca todos los países en los que va a operar la empresa.

◦ Comprobar que la póliza es innominada (no hay que enviar los nombres de los participantes antes de cada actividad) o, en caso contrario, asegurarse que siempre se envía a la aseguradora el listado de participantes, antes de que comience la actividad.

◦ Si no se pueden elegir libremente los centros de atención sanitaria, comprobar la red de centros concertados que tiene la aseguradora en las zonas de operaciones de la empresa.

◦ El seguro de accidentes no cubre los accidentes del autónomo ni de los trabajadores de la empresa.

b) Las pólizas de seguros de responsabilidad civil:

◦Deben cubrir las indemnizaciones, hasta los límites cuantitativos fijados, a los que sea condenada la empresa titular de la póliza de seguro, por negligencia/imprudencia.

◦ Los límites máximos de cobertura que hay que comprobar especialmente son tres:

▪ El límite máximo total o anual. El tope de cobertura por todos los accidentes que la empresa deba indemnizar en un año.

▪ El límite máximo por siniestro. El tope que pagará la aseguradora por un siniestro, independientemente del número de víctimas que haya.

▪ El sublímite por víctima. El tope que pagará la aseguradora a una víctima, aunque sea la única en un siniestro.

◦ Las indemnizaciones a las que resulte condenada la empresa, que excedan los límites máximos de cobertura, dichos excesos deberán ser afrontados directamente por la empresa asegurada.

◦ No cubre los daños intencionados (dolosos), ni las penas de prisión, ni las multas que impongan a la empresa o empresario.

◦ Verifique si la póliza exige que el personal contratado en las actividades deba poseer titulación oficial u otra titulación específica.

◦La franquicia es la cuantía por debajo de la cual, la aseguradora no se hace responsable y debe satisfacerla la empresa directamente.

Las pólizas de responsabilidad civil de explotación, no cubren la responsabilidad civil a la que puedan ser condenados los trabajadores de la empresa. Los trabajadores tendrán que pagar a lo que se les condene, y no será el seguro el que responda por las condenas individuales de cada trabajador. Evidentemente, el empresario sí que está cubierto. La RC dirigida a los trabajadores de forma directa  se debe cubrir mediante la inclusión en póliza del nombre de todos los trabajadores o bien una cláusula especial/ adicional que lo incluya: “… además del tomador del seguro o el asegurado, tendrán la condición de asegurados los monitores, técnicos,.....” .

Por otro lado es fundamental contar con la cobertura de RC PROFESIONAL, es diferente a la de explotación, y debe estar incluida de forma expresa en póliza para todos los monitores y técnicos de la empresa. La cobertura de explotación por defecto excluye las negligencias profesionales, de ahí a la importancia tener de forma expresa dicha cobertura, en caso contrario la cobertura de la póliza se reduce de forma muy exponencial.

La RC de los daños y perjuicios que se causen los menores entre si, debe estar cubierta a través de cláusula específica en explotación. La R.C. cruzada es la responsabilidad civil en que incurre la empresa por daños y perjuicios corporales  que causen a los empleados de contratistas y subcontratistas. 

4.- Contratar con una compañía de seguros o correduría de seguros con experiencia en gestionar pólizas y accidentes de empresas de turismo activo. 

5.- Mantener al corriente el pago de las primas. Cualquier accidente que pueda ocurrir entre el fin de vigencia del seguro del año anterior y del efectivo pago del año siguiente, es un periodo en el que se está completamente descubierto. Este punto se argumenta desde el art. 15 de la Ley de Contrato de Seguros, que dice: "Salvo pacto en contrario, si la prima no ha sido pagada antes de que se produzca el siniestro, el asegurador quedará liberado de su obligación." Si bien es cierto que hay pólizas de renovación automática, en las que siempre existe un mes de gracia, es decir durante los siguientes 30 días existiría cobertura. Se recomienda en cualquier caso dejar este punto bien sujeto en la póliza.

 

6.- Actuar siempre para reducir las posibles consecuencias o daños de cualquier accidente.

7.- No pactar ni asumir ninguna responsabilidad con el accidentado o sus representante, ni aunque sea manifiesta la responsabilidad de la empresa. Esto incluye no hacer declaraciones públicas que puedan suponer una asunción de culpabilidad por la empresa.

8.- Comunicar siempre por escrito (carta, email, fax), al agente o corredor de seguros la ocurrencia de cualquier accidente, aunque no se prevea una demanda por parte del accidentado*, antes de que pasen 7 días desde la ocurrencia del accidente.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA AFRONTAR RECLAMACIONES DE RESPONSABILIDAD CIVIL

Fuente: Galia SL.

R.- 1.-Documentación con información de la actividad con asunción de los riesgos de la misma firmada por el participante*- (No olvidar que hay que demostrar a la empresa de seguros que al perjudicado se le informó de todo lo relativo a la actividad y que lo aceptó).

2.- ¿Dónde recogemos esa información?: En la documentación firmada por parte del cliente donde se ha incluido la normativa de seguridad y las características de las actividades que se van a llevar a cabo, la misma que se hace referencia en el punto anterior).

3.- Realización de forma correcta del Briefing y superación del mismo. Al inicio de todas las actividades de turismo activo, el responsable de la misma debe explicar a todos los participantes cuales son los objetivos y las normas básicas de comportamiento. Haciendo especial hincapié en las medidas de seguridad que debemos adoptar, así como que comportamientos están permitidos y cuáles no. Para que la realización de la actividad sea satisfactoria, el participante debe prestar atención y cumplir con las instrucciones transmitidas por los responsables de la actividad, y no asumir riesgos innecesarios, en caso contrario, pueden producirse situaciones no deseadas.

4.- Titulación Específica de los monitores contratados o freelance regularizados conforme a la legalidad laboral vigente. 

5.- Hacer una buena selección de los participantes. (Si los participantes no son aptos para realizar las actividades no pueden realizarlas).

¿QUÉ DEBE TENER MI EMPRESA SI LLEGADO EL CASO SURGE UN ACCIDENTE, ADEMÁS DE LA CORRESPONDIENTE PÓLIZA DE ACCIDENTES CONTRATADA, PARA NO TENER PROBLEMAS LEGALES?

R.- 1º.- Un Plan de Emergencias en caso de accidente. Todos los integrantes de la empresa lo deben conocer, y practicar.

2º.- Tener las instalaciones, los componentes de seguridad y los equipos de protección individual en perfecto estado, se recomienda hacer un análisis minucioso antes y después de la práctica para detectar cualquier anomalía en ellos.

3º.- La documentación referente a la normativa de seguridad * es imprescindible que todos los participantes firmen antes de iniciar dicha actividad custodiándola al menos un año desde que fue firmada.

4º.- No permitir que participantes no aptos para realizar las actividades las puedan realizar, el coste de un accidente es mayor que el beneficio que deja a la empresa el coste de su participación.

5º.- Todos los monitores intervinientes han de estar formados y titulados en la práctica que conducen, asegurarse de contar con copias compulsadas de sus titulaciones oficiales y asegurarse que tiene la suficiente destreza técnica y madurez para no incurrir en prácticas imprudentes, ya que el último y el primer responsable del desarrollo de las actividades es siempre el/la gerente, director/a y/o propietario de la misma.

6º.- Habilitar un protocolo de seguridad* que sea el abecedario del funcionamiento ante estas circunstancias.

¿ES OBLIGATORIO SUSCRIBIR EL SEGURO DE ACCIDENTES EN MI EMPRESA?

Esta pregunta requiere a parte de la información expuesta hacer una consulta por escrito a la propia empresa con la que tenemos asegurada nuestras actividades, y esperar su criterio al respecto como mejor respuesta, esta información en meramente informativa y para actividades de T.A. en general, podría no ajustarse a realidad en determinadas prácticas de actividades de riesgo muy elevado.

R.-  El Decreto Andaluz se modificó hace unos años y en la actualidad no se exige la asistencia sanitaria, por lo que no es obligatoria teóricamente la contratación, aunque a efectos prácticos es casi obligatorio, por un lado la seguridad social en muchas ocasiones exige dicha póliza y reclama contra el perjudicado en caso de no tener la empresa dicha cobertura con el consiguiente malestar del perjudicado.

Debemos tener en cuenta que lo que hacemos no es una actividad Federada, (obligatorio seguro accidente), sino Empresarial, se debe tener en cuenta también el ámbito geográfico de actuación, en función de donde actúa la empresa se necesita o no cobertura de asistencia sanitaria puesto que en otras comunidades autónomas sí es obligatorio.

Contar con un seguro de accidentes es importante por varios motivos, ayuda a minorar las reclamaciones de Responsabilidad Civil, además como ya sabéis, las pólizas de RC suelen tener franquicia, sin embargo las de accidentes no tienen, de modo que muchas indemnizaciones que se realizan por la póliza de accidentes la empresa de Turismo Activo no tiene que hacer frente a ninguna franquicia, en caso de no tener dicha póliza debería hacer frente a la franquicia en cada ocasión.

Referencias Legales:

Artículo 23. Requisitos exigibles para desarrollar actividades de turismo activo en Andalucía. *

1. Las empresas que organicen cualesquiera actividades de turismo activo en Andalucía han de cumplir los siguientes requisitos: a) Disponer de un seguro de responsabilidad profesional adecuado a la naturaleza y al alcance del riesgo de las actividades de turismo activo que desarrollen. Dicho seguro cubrirá las responsabilidades potenciales por los riesgos que puedan derivarse para las personas destinatarias o para terceros.

Artículo redactado de conformidad con el Decreto 80/2010 de 30 de marzo, de simplificación de trámites administrativos y de modificación de diversos decretos para su adaptación al Decreto Ley 3/2009, de 22 de Diciembre, por el que se modifican diversas leyes para la transposición en Andalucía de la Directiva relativa a los servicios en el mercado interior.

 

Nota: Toda la documentación que aparezca con un (*) está a disposición de nuestros socios solicitándola al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Interesante: Igualmente si tu empresa está asociada, podremos facilitarte información de Corredurías de Seguros de R.C. y Accidentes especializadas en Turismo Activo, avaladas por su buen hacer y fiabilidad desde ANETA.

12 MESES – 12 TEMAS DE INTERÉS

Seguros de R.C. y Accidentes

ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE EMPRESARIOS DE TURISMO ACTIVO DE ANDALUCÍA

636 72 99 66. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

JORNADAS PROFESIONALES DE TURISMO ACTIVO

La última jornada profesional que organizó ANETA fue en Trillo (Guadalajara), el 1 y 2 de abril de 2014, promovida y gestionada por la Asociación Regional de Empresas de Turismo Activo y Ecoturismo de Castilla‐La Mancha.

Este año 2015, el liderazgo de la realización de las jornadas profesionales lo ha asumido, además de ANETA, la Asociación de Turismo Activo de Castilla y León (ATACYL), con el apoyo y patrocinio de la FUNDACIÓN SIGLO PARA EL TURISMO Y LAS ARTES DE CASTILLA Y LEÓN y la Dirección General de Turismo de la Junta de Castilla y León.

En esta ocasión, hemos fijado las jornadas profesionales con los días inmediatamente anteriores al inicio de la Feria Internacional del Turismo de Interior ‐INTUR‐ (Valladolid), prevista para los días 26 a 29 de noviembre de 2015, a fin de promover también la participación de las empresas de turismo activo en dicha Feria.

DESTINATARIOS.

1o.‐ Representantes de las asociaciones autonómicas de empresas de turismo activo asociadas a ANETA y el equipo de trabajo de ANETA.

2o.‐ Empresas y empresarios/as asociados a alguna asociación de empresas de turismo activo vinculadas a ANETA.

3o.‐ Empresas y empresarios/as del turismo activo, aunque no estén asociados.

4o.‐ Profesionales y profesores de enseñanzas vinculadas al turismo activo.

En caso de que no haya plazas para todos/as, el criterio de selección seguirá este orden de prioridad, buscando la mayor representatividad territorial posible.

PROGRAMA DE TRABAJO.

Martes, 24 de noviembre.

15:30.‐ Recepción de asistentes.

16:00.‐ Inauguración y presentación de las Jornadas.

Ignacio Alonso Casimiro‐Soriguer. Presidente de ANETA.

Diego Benito Sanz. Presidente de ATACYL.

Representante de turismo de la Junta de Castilla y León.

17:00.‐ Ordenación turística y normativas jurídicas autonómicas del turismo activo.

Objetivos:

Conocer las novedades que hay a nivel de legislación del turismo activo en distintas autonomías, incluidas las iniciativas planteadas o apoyadas por ANETA.

Plantear y debatir soluciones para los distintos problemas que están produciendo las normativas autonómicas o su (in)aplicación. 18:30.‐ Fin de las sesiones de trabajo.

21:00.‐ Cena.

Miércoles, 25 de noviembre.

09:00.‐ La marca de calidad del turismo activo ANETA.

Objetivos:

Conocer los antecedentes y situación que justifican la creación de la norma y marca de calidad ANETA.

Exponer los pasos preparatorios que ya se han dado desde ANETA para su creación.

Proponer y debatir los mejores cauces o modelos para el sistema de calidad ANETA.

10:00.‐ Indicadores de calidad para las empresas de turismo activo.

Objetivo:

Formular y redactar una primera propuesta de indicadores de calidad, por áreas de la empresa de turismo activo y niveles de exigencia.

11:00.‐ Descanso.

11:30.‐ Estrategia de promoción, financiación e implantación.

Objetivos:

Proponer y debatir las formas o vías de generalizar la adopción de la marca de calidad ANETA por el mayor número de empresas de turismo activo.

Proponer y debatir las estrategias de reconocimiento y apoyo institucional.

12:30.‐ Plan de Estudios Europeo del Técnico en Turismo Activo: proyecto ELESA.

Objetivos:

Difundir el contenido y resultados fundamentales del proyecto ELESA, es decir, del Plan de Estudios Europeo del Técnico en Turismo Activo.

Proponer y debatir sobre las posibles formas de implantación de este plan de estudios a nivel estatal.

14:00.‐ Comida.

16:00.‐ Plan de Estudios Europeo del Técnico en Turismo Activo: Capacidades Técnicas Profesionales por actividades de turismo activo.

Objetivos:

Conocer el sentido y contenido de las CTPs (certificaciones de competencia por tipos de actividades) que se han elaborado en el proyecto ELESA.

Plantear y debatir el ajuste de las CTPs a las necesidades de las empresas de turismo activo españolas.

17:00.‐ Clausura.

Jueves, 26 de noviembre.

Después de las Jornadas Profesionales de ANETA, ATACYL ha organizado unas ponencias, destinadas al público en general que haya en la Feria INTUR.

LUGAR.

Feria de Muestras de Valladolid. Av. Ramón Pradera, s/n (Valladolid)

INSCRIPCIÓN.

Antes del 18 de noviembre. Plazas: 50 personas máximo.

Incluye: Asistencia a las jornadas profesionales los días 24 y 25 de noviembre. Cena (24.11.2015)

Alojamiento en el Hotel Enara de Valladolid (24.11.2015). Desayuno (25.11.2015). Comida (25.11.2015)